COES
Noticias Prensa

[PRENSA] Eventual postergación del plebiscito: ¿qué pasa con el resto del proceso constituyente?

Publicado en T13

T13.cl consultó a integrantes de la mesa técnica que permitió implementar el acuerdo político del pasado 15 de noviembre. Analistas coinciden en que cualquier decisión se debe tomar considerando la opinión de expertos en salud pública y que, de reagendar la elección de abril, esto debiera afectar la posible elección de constituyentes.

Horas claves vive Chile para contener la pandemia del Coronavirus. Este martes se confirmaron 201 casos de COVID-19, lo que representa un alza de 45 contagiados respecto de la jornada de ayer, donde se dio inicio a la Fase-4 y se decretaron nuevas medidas de control, entre ellas el cierre de fronteras desde este miércoles. 

En la comunidad médica hay consenso que la mejor medida para contener el avance de la Pandemia es el “distanciamiento social”. Es decir, quedarse en casa (Sin ir más lejos, esta nota fue escrita de manera remota). A esto se suman medidas de cuidado como el lavado frecuente de manos -por al menos 20 segundos utilizando el método quirúrgico- y evitar tocarnos el rostro. En caso de fiebre, tratar de disminuir con paracetamol y compresas frías y, solo en casos graves, acudir a emergencias para evitar un colapso de los servicios. 

En medio de la masiva cancelación de eventos y la irrupción del teletrabajo, la pregunta sobre la posible postergación del plebiscito se ha tomado el mundo político. De hecho, este lunes, tras una reunión con el Colegio Médico, varios partidos políticos coincidieron que es lo más prudente, considerando que se espera un peak en las próximas 8 a 12 semanas. 

Pero, ¿Qué complicaciones podría traer una postergación del Plebiscito? ¿Qué pasa con el resto del itinerario del Proceso Constituyente?

En T13.cl consultamos a cuatro integrantes de la Comisión Técnica que elaboró la reforma constitucional con que se tradujo el acuerdo político del pasado 15 de noviembre, el que permitió fijar el Plebiscito de -hasta ahora- el 26 de abril.

Pamela Figueroa, académica de la Usach y representante del PPD en la instancia, señala que “estamos en una situación nacional e internacional sumamente compleja. Eso exige que el gobierno y la sociedad también, las distintas instituciones públicas y privadas nos pongamos a disposición de controlar esta pandemia. Esto implica tomar muchas decisiones dentro de las cuales podría estar la reprogramación del plebiscito”. 

Pero lo prioritario es el control de la pandemia y el gobierno tiene que tomar todas las medidas porque eso tiene que tener una coherencia con suspender el plebiscito, en el sentido que no podemos suspenderlo si todavia la gente está moviéndose libremente por la calle, los mall están abiertos, etcétera”, agrega. 

La politóloga enfatiza que cualquier decisión se debe tomar considerando la opinión de los especialistas en epidemiología y de salud pública, considerando la proyección de crecimiento del virus. Y, en lo político, advierte que se requiere de “un nuevo acuerdo amplio”.

Claudia Heiss, académica de la Universidad de Chile y representante de RD en la instancia, advierte que “postergar el plebiscito es super complicado, asi que ventajas en términos absolutos yo no diría que tiene ventajas”. 

Lo que sí diría es que la salud de la población está primero y hay que estar atentos a las instrucciones y a la forma en que se desarrolla la pandemia, y por supuesto que cuidar a la población tiene que ser la primera prioridad. Y si es necesario aplazar el plebiscito por instrucciones de los servicios de salud y de las personas que entienden de esos temas habrá que hacerlo y ahí es muy importante que los partidos que firmaron el acuerdo del 15 de noviembre y que el sistema político de garantías de que esto se va a realizar en plazos previstos y que se ha ordenado y que no haya incertidumbre respecto de cómo se va desarrollar una posible postergación del proceso constituyente”, advierte.

Y, al igual que Figueroa, Hess señala que si se posterga el Plebiscito esto debe ir aparejado de otras medidas para evitar aglomeraciones. “O sea, si la gente no puede reunirse en un plebiscito me imagino que tampoco puede reunirse en los malls, en el transporte público”, comenta.

Respecto de la organización del proceso, recalca que “esto requeriría una nueva reforma constitucional porque la reforma al capítulo 15 que fue aprobada en diciembre contempla una fecha exacta, que es el 26 de abril”.

María Cristina Escudero, académica de la U. de Chile y representante de la DC en la mesa, advierte que una eventual postergación del Plebiscito “es complicada si el gobierno no logra generar credibilidad con respecto a la necesidad de suspender el plebiscito. Otra complicación es que se requiere un nuevo acuerdo para crear un cronograma con las nuevas fechas, y el que requiere de dos tercios del Congreso”. 

“La única ventaja que le veo es contribuir al control de la pandemia, algo no menor, por cierto”, señala. 

Relacionados

[NOTA] Chile lidera índice latinoamericano de la calidad del empleo

COES

[EVENTO] destacado sociólogo Didier Lapeyronnie visitará Chile

COES

[ACTIVIDAD] Investigadoras COES realizarán charla sobre proyecto Procívico en Villarrica

COES
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!