COES
Noticias Destacadas Prensa

[PRENSA] Cristóbal Rovira sobre coronavirus y negacionismo: “Los populismos se caracterizan por prescindir y atacar a la ciencia”

Publicado en CNN Chile

En entrevista con Mónica Rincón, el destacado sociólogo y doctor en ciencia política reflexionó en torno a cómo han reaccionado los líderes mundiales a la rápida propagación del COVID-19 y cuánto podría utilizarse esta pandemia como excusa para violar los DD.HH.

Cristóbal Rovira es un destacado sociólogo y doctor en ciencia política. Lleva años estudiando el fenómeno del populismo y al analizar las reacciones negacionistas de algunos expertos, explica: “Los populismos se caracterizan por prescindir y muchas veces atacar a la ciencia y a los expertos”.

Rovira expresa que le preocupa que algunas de las facultades concedidas para afrontar la emergencia podrían ser usadas para limitar las libertades civiles. “Estamos experimentando una situación bastante preocupante para los sistemas democráticos”, señala. 

Afirma que el caso de Italia, aparte de ser dramático por el número de muertos, pondrá un tema económico en el centro del debate: “Si es que es necesario, eventualmente, como ha sucedido en otros momentos bastante dramáticos de la historia, hay que hacer un corte de la deuda pública y declararla en default”.

Cuando piensa en una salida a esta crisis sanitaria dice: “Creo que el Estado va a jugar un rol preponderante, porque es el último garante del orden y de que el sistema económico funcione”.

¿Cómo ves que han reaccionado los diferentes líderes mundiales ante el coronavirus?

Mi sensación es que a todos los líderes y a todas las personas esto nos ha pillado por sorpresa en el sentido de que el virus se terminó difundiendo de manera mucho más rápida de lo que pensábamos y que los efectos van a terminar siendo mucho más duros de lo que inicialmente se creyó.

Por lo tanto, diría que gran parte de los líderes han reaccionado quizás un poco tarde. También es importante considerar que la información que se tiene sobre este virus va cambiando constantemente y por lo tanto hay que ir actuando sobre la marcha y eso obviamente dificulta los liderazgos.

Hay casos emblemáticos de líderes que muy rápidamente han tratado de reaccionar, actuando pronto y tomando decisiones difíciles: estoy pensando en algunos como Angela Merkel. Versus otros, que han tratado de disminuir la problemática que esto causa, personajes más bien populistas como Donald Trump o Bolsonaro y creo que esos tipos de liderazgos van a verse sumamente debilitados en el mediano plazo.

¿Cuáles pueden ser los efectos en  Italia y Europa?

Yo creo que en el caso de Italia es especialmente difícil, primero que nada por la cantidad de muertos y porque esto partió en el norte de Italia que es el sector más rico del país y por lo tanto si el norte de Italia no puede lidiar con el fenómeno de manera exitosa, obviamente que la difusión de la enfermedad hacia los restos de Italia, sobre todo en el sur que es más pobre, va a tener efectos sumamente dramáticos.

Pero siendo lo más importante las muertes, van además a tener que enfrentarse a los problemas económicos. Italia es un país con una deuda pública muy alta. Esta crisis económica va a ir necesariamente de la mano de aumentar sus niveles de deuda pública y esto va a generar un verdadero problema para el país y sobre todo en su relación con la Unión Europea, que restringe las capacidades de endeudamiento de los países.

Por tanto, creo que lo que se va a poner sobre la mesa para Italia y para muchos países de Europa y del mundo es si es que es necesario eventualmente como ha sucedido en otros momentos bastante dramáticos de la historia si es que hay que hacer un corte de la deuda pública; estoy pensando en lo que pasó en la Segunda Guerra Mundial.

¿Esto le puede costar la reelección a Donald Trump?

Hacer predicciones no es fácil. ¿Qué es lo que sabemos de EE.UU.? Que el coronavirus va a afectar y ya está afectando a EE.UU. fuertemente, en parte por la falta de liderazgo de Donald Trump: él siempre disminuyó la importancia de este virus, siempre pensó y dijo que él podía actuar sin grandes preocupaciones.

Sabemos que su poder ejecutivo está mermado, las personas que estaban encargadas de lidiar con pandemias fueron despedidas un tiempo antes. Por lo tanto, Trump ha actuado a ciegas y sólo últimamente ha comenzado a tomar medidas más enfáticas.

Lo que dicen los datos disponibles es que lo más seguro es que esto va a afectar a EE.UU. muy fuertemente. Además, hay que considerar que el sistema de salud de ese país, a diferencia de lo que pasa en Europa, es un sistema muy precario y desigual. Por lo tanto los niveles de muertes pueden ser dramáticos y el colapso del sistema de salud va a ser diferente del que hemos visto en España o en Italia que con todos sus problemas tiene una lógica más social democrática.

Y el otro es el impacto económico, vamos a tener una recesión a nivel mundial, que en el caso de EE.UU. eso también va  a estar presente y lo que nos indican las investigaciones en política comparada es que por lo general cuando hay una crisis económica el Presidente que está a cargo del país es castigado y éste hallazgo es particularmente válido en los EE.UU., por lo tanto si entran en una recesión y para las elecciones de noviembre vemos niveles altos de desempleo, esto claramente puede afectar su reelección.

Esto también puede tener repercusiones en México, que además ha tenido una Presidente que estaba más bien hasta hace poco en la línea negacionista inicial de Trump…

Lo que ya estamos observando es que los niveles de aprobación de AMLO han venido cayendo y el virus se está empezando a expandir.

Por lo tanto, si la situación se vuelve muy dramática, obviamente que esto va a tener un costo muy fuerte en  la presidencia de AMLO que va a ser atacado desde distintos lados por su ineptitud. Sumemos que una crisis económica de proporciones en EE.UU. va a tener un impacto en la economía de México porque son dos países que están muy entrelazados económicamente.

Un tercer Mandatario y que se mantiene firme en esta línea es Jair Bolsonaro…

Sí, ahí la situación es similar a la de otros liderazgos populistas. Recordemos que los populismos se caracterizan por prescindir y muchas veces atacar  a la ciencia y los expertos. Se presentan como que ellos tienen las soluciones para los problemas, independiente de lo que científicos digan.

Y creo que los que  mejor van a pode afrontar esta pandemia son los líderes que capaces de entablar un diálogo con los entendidos.

En Brasil ya está comenzando a haber una reacción de la sociedad civil en contra del Presidente.

¿Puede utilizarse  esta pandemia como excusa para violar los DDHH, perseguir opositores o restringir libertades civiles como en Hungría?

En Hungría efectivamente, Víktor Órban ha obtenido poderes prácticamente totalitarios para llevar a cabo medidas para combatir el virus y aquí es donde creo que estamos experimentando una situación bastante preocupante para los sistemas democráticos.

Órban logró aprobar con su mayoría en el Congreso una ley sin límite de tiempo para gobernar por decreto. Se dice que es sólo por la emergencia, pero para derogarla se necesitan 2/3. Él ya venía de una deriva autoritaria anteriormente y ahora recibe estos poderes casi dictatoriales, es una pésima noticia para la democracia y un primer llamado de atención de que el COVID-19 puede ser usado por gobernantes autoritarios para tratar de imponer su agenda y actuar contra los disidentes.

Cierto que para confrontar el virus, es necesario que el poder ejecutivo tenga poderes adicionales que en democracia sólo se dan en situaciones de excepción. Pero hay una delgada línea entre usar esas facultades para el fin para el cual fueron concedidas y que de pronto estos mecanismos empiecen a ser utilizados en provecho propio.

También con Donald Trump es sumamente preocupante el lenguaje que él usa de que estamos en guerra. Aunque esa guerra sea contra un virus, eventualmente facilita que ese tipo de discurso lentamente pueda migrar en otra dirección. Por ejemplo que Trump diga que el virus es importado  y ocupe sus extra poderes para restringir los derechos de los inmigrantes.

Entonces ojo con esto, los poderes adicionales que se entregan a quienes están en  el ejecutivo, son un arma de doble filo, que eventualmente pueden dañar los sistemas democráticos.

¿Cómo podría afectar a mediano plazo la economía global el coronavirus?

Mi impresión es que vamos a enfrentar una hecatombe. Hoy se está induciendo a un coma a una gran cantidad de países.

La gran pregunta es cómo vamos a salir de esto y creo que el Estado va a jugar un rol preponderante, porque es el último garante el orden y eventualmente de que el sistema económico funcione. Pensemos en las líneas aéreas que eventualmente van a tener que ser intervenidas, nacionalizadas o estatizadas.

El Estado se va a tener que endeudar y uno de los nuevos grandes problemas van a ser los niveles de deuda pública que surgirán después de esta crisis. Y va a estar en debate si es que es necesario hacer cortes a los niveles de deuda pública de manera arbitraria por parte de los Estados y declararla en default. Esto a su vez necesita coordinación a nivel global.

Tenemos por un lado el Estado Nación que recupera su fuerza y simultáneamente que sin políticas de cooperación entre países es muy difícil que podamos salir de esta emergencia. Vamos a tener esta tensión en Europa sobre todo con la clásica división entre Europa del Norte (presionando por austeridad) y Europa del Sur (peleando por políticas anticíclicas)

Esto se va a expandir en los próximos meses y el sistema económico va a estar muy tensionado y debilitado.

Relacionados

[PRENSA] Guardian quiz finds women more populist than men

COES

[NOTA] Daniela Jara en panel sobre Encuestas Políticas

COES

[CONVOCATORIA] Llamado a contribuciones / Call for paper Conferencia COES 2017

COES
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!