COES
Noticias Destacadas Prensa

[PRENSA] Antoine Maillet, analista político: “La derecha no tiene gente para estos cargos”

Publicado en El Desconcierto

Para el doctor en Ciencia Política de Sciences Po (Francia) y la Universidad Católica de Chile, y académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, el cambio de gabinete «muestra un problema estructural de la derecha: les cuesta armar equipos y son pocos quienes tienen legitimidad para hacerlo». Y usa un ejemplo: «Que siga (Andrés) Chadwick es que no hay candidatos».

Los nuevos ministros que asumieron hoy como titulares de las carteras de Economía, Salud, Energía, Relaciones Exteriores, Desarrollo Social y Obras Públicas son hombres con experiencia en el ámbito público, algunos del primer periodo del Presidente Piñera.

Este movimiento con enfoque en la confianza, para el doctor en Ciencia Política de la Sciences Po (Francia) y la Universidad Católica de Chile, y académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Antoine Maillet, muestra “un cambio de gabinete inocuo”.

“Quienes debieron dejar el gobierno hace rato, por errores o situaciones dramáticas, como es el caso del ministro Chadwick y lo ocurrido con Catrillanca, muestra que hay responsabilidades en Interior que no están siendo asumidas. Hay un equipo político que no se mueve, lo que refleja a Piñera cómodo y echándole la culpa de todo a la oposición”, analiza.

Para Maillet, lo de Ampuero “venía cantado, porque su desempeño era errático”; mientras que traer de vuelta a Ribera refleja que el plan es “traer a un hombre de partido e identificado con la derecha”. En el caso de Mañalich, el académico lo resume así: “No se ve mucha imaginación”.

¿Reconoce un problema en estos vaivenes entre lo público y lo privado, como es el caso del nuevo ministro de Salud, o el del ministro de energía Juan Carlos Jobet?

-Lo de Mañalich plantea los límites de lo público y lo privado. Él conoce bien la relación público-privada, como por ejemplo lo que ocurre con los financiamientos del Plan Auge. Lo que se da es la consolidación del sector donde los dineros públicos financiarán al área privada. De Mañalich no se puede esperar que fortalezca el sector público porque no es su línea. La llegada del director de la AFP es llamativa, pese a que no es Trabajo la cartera que asume. Parece una puerta giratoria que funciona full y no se está ajustando a los tiempos. A largo plazo es muy problemático.

¿Qué lectura hace de estos movimientos de sacar personas del mundo privado al mundo público y el uso de nombres del periodo anterior?

-El recurso de usar personas de mundo privado muestra que no hay mucha gente. La derecha no tiene gente para estos cargos. No es un mundo dedicado a lo público. En el gobierno de “Piñera uno” sacaron senadores y diputados y eso fue un problema, porque le quitaron potencia a las fuerzas parlamentarias. Llama la atención porque había una promesa o un rumor de que venían con más gente, y aparentemente no. Más allá de los discursos, no veo intención de enmendar el rumbo: es un gobierno de fieles, de bloques, con una actitud conservadora y fiel representante de la ideología de los que están ahí.

¿Y Moreno en Obras Públicas? ¿Aún se le considera posible candidato para la continuidad?

-Cortar cintas es una receta antigua. No veo que a Moreno le pueda dar ese conocimiento público que está buscando. Es un hombre de la elite empresarial, potente, capaz. Que pueda estar listo para ganar una elección presidencial, no. Y mucho menos teniendo en cuenta los números de (Joaquín) Lavín. Quizás le pueda servir para algo como una elección regional.

Relacionados

[COLOQUIO] Conflictos de la Memoria (CCM)

COES

[OPINIÓN] El liberalismo desvirtuado de Felipe Kast

COES

[NOTA] Congreso Internacional: ¿Cómo Queremos Vivir? Memoria y Futuro de la Ciudad

COES