COES
Arriendo en propiedad: arraigo y vulnerabilidad residencial en el barrio Puerto de Valparaíso
Revista Académica
Año de Publicación: 2016

“arrendar es botar la plata” (Hombre, 36 años, arrendatario nuevo)

Una idea generalizada relativa al arriendo, incluso para los propios arrendatarios, es que significa “botar la plata”. En Chile, al igual que otros países del mundo, observamos una marcada preferencia por la propiedad privada de la vivienda por sobre otros tipos de tenencia (Gilbert, 1993 y 2011; Wiese, 2004; Reid, 2013; Jiménez y Fernández, 2014). Inclinación que como práctica social, posee dimensiones culturales y limitaciones económicas que van estructurando comportamientos y a su vez, van generando un tipo de arraigo social en determinados grupos de la sociedad. En este contexto, se ha significado a la vivienda como la variable económica más estable a largo plazo, por lo que se va constituyendo en una de las razones de valoración de la propiedad, particularmente en los grupos de bajos ingresos (Sabatini, Brain y Mora, 2012).

Autores COES:
Otros Autores: Marín, A., Valenzuela, F.
Medio de publicación: INVI
Como citar: Link, F., Marín, A. & Valenzuela, F. (2016) Arriendo en propiedad: arraigo y vulnerabilidad residencial en el barrio Puerto de Valparaíso en: Revista INVI vol.32 no.90 Santiago ago. 2017 http://dx.doi.org/10.4067/S0718-83582017000200127

Con la actual política habitacional del país y el encarecimiento del valor del suelo, es cada vez más difícil implementar vivienda bien localizada para sectores de bajos ingresos en Chile. Por otro lado, existen recomendaciones internacionales respecto al arriendo como solución a los patrones de segregación espacial que la política de vivienda ha promovido. Sin embargo, los análisis sobre el arriendo y los arrendatarios, como también las políticas públicas vinculadas a este sector, han sido escasos en Chile y Latinoamérica. A través de una lectura de un caso particular, el Barrio Puerto de Valparaíso, que presenta más de un noventa por ciento de arrendatarios y una tradición en este tipo de tenencia de la vivienda, se exploran y describen las dimensiones subjetivas del arriendo vinculadas al arraigo, los sentimientos de pertenencia al hogar y el barrio, más allá de la condición de propiedad del suelo. El artículo releva las características del arriendo, entendido como una situación particular de vulnerabilidad residencial en un contexto específico de producción social del espacio a escala barrial y de presiones por renovación urbana y gentrificación.