COES
Comportamiento prosocial y género
Fecha: 2019
Estado: In Process

Investigadores

Investigador Responsable:
Co-Investigadores:

Contexto

El comportamiento prosocial es un importante aspecto de la vida cotidiana y está crecientemente siendo necesario. La conducta prosocial se define como cualquier comportamiento voluntario destinado a beneficiar a otras personas. Esto podría generar beneficios externos en una sociedad con altos niveles de desigualdad, como disponibilidad a pagar por bienes públicos, por ejemplo. Sin embargo, poco sabemos sobre que determina el comportamiento prosocial. Una de las variables importantes en la literatura son las diferencias de género. Usualmente se piensa que las mujeres son más generosas que los hombres, aunque la evidencia no es robusta en este sentido, y los resultados cambian dependiendo del país y el grupo de la población (Rand et al, 2012; Aliyu and Pardeep, 2016). Además, recientemente se ha encontrado evidencia neurocientífica de los cerebros femeninos y masculinos procesan el comportamiento prosocial y egoísta de manera diferente (Soutschek, et al, 2019). Para las mujeres, el comportamiento prosocial desencadena una señal de recompensa más fuerte, mientras que los sistemas de recompensa masculinos responden más fuertemente al comportamiento egoísta.
Este proyecto busca estudiar con datos de la encuesta ELSOC y datos de juegos experimentales (específicamente levantados para esto) evidencia de las brechas de género en variables de comportamiento prosocial e investigar determinantes de este. La encuesta ELSOC mide comportamiento prosocial en las tres olas y, por lo tanto, se propone estudiar cuanto de los cambios se deben a factores individuales versus de contexto social, que cambian en el tiempo y que permanecen fijos en el tiempo, poniendo un énfasis especial en las diferencias de género. La encuesta contiene información del lugar y año de nacimiento, características de la familia como educación de los padres, otras características individuales relacionadas como redes sociales, lugar actual de residencia, características de los lugares de residencia, entre otros. Se propone utilizar un quasi-experimento para evaluar como el contexto social impacta en las brechas de género en conducta prosocial. El año de nacimiento nos permitirá distinguir entre personas que nacieron y crecieron en democracia y otros en dictadura permitiendo hacer esta distinción por cohorte. Esto se vincula también, a la literatura de shocks en primera infancia tarde en la vida. Por otra parte, el comportamiento prosocial en la literatura de economía se ha estudiado principalmente en juegos experimentales, los cuales han demostrado ser herramientas útiles para aprender sobre la naturaleza de las preferencias sociales y las motivaciones detrás de este comportamiento (por ejemplo, Fehr y Fischbacher, 2003). El juego que específicamente mide esto se conoce como el “juego del dictador” (DG). En el juego del dictador (DG), un jugador, el Dictador, propone una división de una cantidad fija de dinero entre ella y otro participante, el Beneficiario. Dado que el Beneficiario no puede menos que aceptar la división propuesta, la cantidad dada por el dictador se considera un indicador de la conducta prosocial. En los experimentos, la gente en promedio da cantidades positivas de dinero a los destinatarios, aunque dar cero no es infrecuente (Engel, 2011). Las mujeres dan más que los hombres en algunos estudios, pero como dijimos anteriormente, los efectos de género no son robustos (Croson y Gneezy, 2009). Finalmente, se ha encontrado que reducir la distancia social entre el dictador y el beneficiario suele aumentar donaciones (por ejemplo, Eckel y Grossman, 1996; Hoffman et al., 1996; Bohnet y Frey, 1999; Brañas-Garza, 2006; Brañas-Garza y otros. 2012).

Objetivos

Este proyecto busca estudiar con datos de la encuesta ELSOC y datos de juegos experimentales (específicamente levantados para esto) evidencia de las brechas de género en variables de comportamiento prosocial e investigar determinantes de este.
Este proyecto busca estudiar también el comportamiento prosocial usando juegos experimentales en el contexto de una encuesta a mujeres y hombres de tres profesiones específica: Medicina, Derecho e Ingeniería Comercial. Esto se hará a través de re-encuestar a una sub-muestra de 1.500 profesionales encuestados(as) el año 2006 como parte del proyecto “Discriminación de Género y Resultados Económicos en Chile” (Bravo, Sanhueza y Urzua, 2010a, 2010b, 2008). El levantamiento de información longitudinal de estos datos nos permitirá también estudiar las trayectorias laborales y familiares de este grupo, y con análisis de regresión estudiar si las características de prosociabilidad las afectan. Este grupo es relevante porque son personas provenientes de una universidad chilena, selectiva, y que estudiaron en colegios privados de élite o en liceos emblemáticos.

Metodología

La metodología combina dos enfoques. Un enfoque usando datos de panel de la encuesta ELSOC para hacer una análisis de los determinantes del comportamiento prosocial distinguiendo entre características individuales y características de contexto social. En este mismo contexto se usará como quasi experimento el haber nacido y vivido en dictadura versus democracia comparando cohortes que nacen antes y después de 1989.  El segundo enfoque utiliza juegos experimentales en el contexto de una encuesta longitudinal de profesionales de élite.