COES
Capital Social y Conflicto Socio-territorial en la Provincia de Chiloé
Fecha: 2019
Estado: In Process

Investigadores

Investigador Responsable:
Otros Co-Investigadores: Andrés Marín

Contexto

Los conflictos socio-territoriales se han desplegado ampliamente en Chile en la última década. Este tipo de conflicto puede entenderse como el despliegue de contradicciones o controversias entre grupos de interés en torno al usufructo de recursos naturales y servicios medioambientales en un territorio relativamente delimitado. En esta investigación nos preguntamos en forma general acerca de las características asociativas de aquellas comunidades en las cuales han existido acciones colectivas de protesta en el marco de un conflicto socioterritorial.
La asociatividad comunitaria presente en un territorio puede ser comprendida desde el concepto de Capital Social. Es posible definir el Capital Social como “la habilidad de los actores para obtener beneficios a partir de su participación en redes sociales” (Portes 1998:6). Por otro lado, se trata también de la creación de organizaciones civiles y la participación de individuos en estas, por lo tanto, el capital social es más bien un atributo de colectivos en vez de individuos (Durston 2000). Sintetizando ambas perspectivas, Espinoza y colegas (2010) establecen que existen cuatro dimensiones desde las cuales podemos observar el comportamiento de nuestra sociedad en torno al Capital Social como variable latente: Asociatividad, Interés en Política, Confianza y Redes Personales.
De esta manera, actores sociales individuales o colectivos pueden promover sus objetivos de oposición o proposición basados en ciertos niveles de conectividad social y actitudes individuales que facilitan la movilización colectiva. Específicamente respecto a actores colectivos como son los movimientos sociales, uno de esos beneficios es el empoderamiento colectivo movilizando dichos recursos de asociatividad en beneficio común (Atria 2003). La relación entre el capital social y movimientos sociales han sido estudiadas en diferentes contextos de conflicto, existiendo evidencia de que las prácticas de participación en organizaciones y en redes de cooperación informales han estado a la base de movimientos de oposición (Paxton 2002). En base a estos antecedentes teóricos, nuestra primera hipótesis es que las comunidades involucradas en conflictos territoriales y ambientales tienen mayores niveles de capital social que aquellas comunidades que no vivieron situaciones de conflictos.
El estudio del Capital Social no puede estar exento de una perspectiva de poder, menos en contextos de conflicto. Basados en Atria (2002), consideramos una distinción conceptual importante en este respecto. Por un lado, tenemos la inserción de los individuos en redes sociales donde sus relaciones son entre actores similares en cuanto a su poder económico y/o político. Al respecto, Espinoza (2001) evidencia la importancia que tienen para la cohesión social los vínculos fuertes entre vecinos en barrios pobres de Chile. Dichos vínculos permitieron enfrentar las nefastas consecuencias del ajuste estructural en América Latina durante los años ochenta . Vinculando capital social y acción política más directamente, Somma (2009) ha demostrado que los lazos fuertes juegan un rol importante para explicar la eficacia de “reclutadores” sumando personas a acciones de protesta, aunque dicha relación desaparece en los estratos socioeconómicos más bajos. Respecto a la inserción de individuos en redes de relaciones de carácter vertical, donde las relaciones son con otros actores con un estatus de mayor poder económico y/o político. Dentro de este tipo de capital, llama la atención como ciertos tipos de capitales como el social pueden traducirse a un tipo de capital mas especifico en el campo político. Para Joignant (2012), si nos basamos en el trabajo de Bourdieu, ciertos individuos con disposiciones de interpretación y practicas sociales (habitus), poseen distintos tipos de recursos (asumiendo que se tratan de formas de capital social, cultural o simbólico), que les permite acumular capital en el campo de “la política”. Entendiendo por esta última como el campo de practica poli?tica profesional. O ampliamente conocido como “vocación de servicio público”.
Una vez establecida esta distinción entre capital social horizontal y vertical, esta investigación retoma la relación dialéctica entre cohesión social y conflicto social. Esta relación fue esbozada por Lewis Coser (1956). Coser lo hace desde una perspectiva estructural-funcionalista dominante en la década de los 50, poniendo énfasis en dinámicas grupales. Nuestro trabajo asume dicha relación dialéctica entre cohesión social y conflicto, pero desde una perspectiva diferente. Ponemos al conflicto como una característica necesaria para la gobernanza medioambiental, pero no por su función latente de carácter psicosocial. Se trata de su importancia en el despliegue de distintos intereses en su cualidad y en su poder político respecto al posicionamiento territorial. Entonces, si consideramos la cohesión social principalmente como capital social horizontal, este permite la profundización y despliegue del conflicto con grupos externos. Esto nos permite establecer nuestra segunda hipótesis que es que el nivel de capital social horizontal de una comunidad tiene una relación indirectamente proporcional con el nivel de capital social vertical en las comunidades de estudio.
Cabe tener en cuenta que existen fenómenos sociales que, si bien no son sinónimo de capital social, sí pueden tener una función respecto a este tipo de capital. Tal es el caso de la identidad y otros fenómenos de carácter actitudinal. Estos fenómenos ocupan un lugar importante como precursor de capital social. Al decir precursor, entendemos que es una materia prima constituida por elementos socioculturales que son prácticamente universales (Durston 2001). Por ejemplo, la identidad facilita diferentes mecanismos de cooperación y alianza, y por lo tanto tendrá directa relación con el capital social existente en un territorio determinado y, por esta vía, se conecta con demandas locales como es la descentralización (Méndez 2010). Debido a la cualidad de los precursores de capital social, una perspectiva interpretativa es la más adecuada para su estudio. Esto implica una lógica inductiva que parte más bien de conceptos y dimensiones en vez de hipótesis claramente establecidas.

 

Objetivos


Objetivo general

  • El objetivo general de este estudio es describir el capital social presente en territorios donde se han producido conflictos socioterritoriales debido a la presencia de la industria del salmón.


Objetivos específicos

  • Describir el conflicto que las comunidades enfrentaron en 2016.
  • Describir el nivel y características de las comunidades de estudio respecto a su capital social.
  • Comprender las dinámicas relacionales que establecen los actores individuales y colectivos que son precursores del capital social en el territorio.


Metodología


Casos de Estudio

En mayo de 2016 se produce el denominado Mayo Chilote. Se trata de una movilización coordinada en diferentes comunas de la provincia de Chiloé, Región de Los Lagos. El motivo reconocido por los habitantes movilizados era el conjunto de estragos de un evento de marea roja que, según los chilotes movilizados, había sido precipitado por el vertimiento al mar de toneladas de salmones muertos por parte de la industria salmonera. Esta industria ha estado por décadas emplazada en las costas de las islas del Archipiélago de Chiloé validándose como fuente de empleos y, al mismo tiempo, generando externalidades negativas en el plano medioambiental y social. En dicho momento, los habitantes movilizados lograron llevar a tribunales a la industria y demandaron de parte del gobierno compensaciones y proyectos de generación de empleos para revertir la crítica situación socioeconómica de pescadores y sus familias. Esta investigación tiene como casos de estudios tres comunas de la Provincia de Chiloé donde se produjeron acciones de protesta. Estas son Castro, Ancud y Chonchi. Se considerará una cuarta comuna de la Provincia de Chiloé con similares características a las comunas de estudio, pero en las que no se produjeron movilizaciones. Esto con el fin de tenerla como un punto de comparación.

Métodos

Se trata de un estudio mixto, complementando técnicas de recogida de información cuantitativas y cualitativas para dar cumplimiento a los 3 objetivos planteados. Estos objetivos se fundamentan tanto en una perspectiva estructural como interpretativa. En primer lugar, se usarán datos secundarios provenientes del Observatorio de Conflictos de COES. Se trata de describir el conflicto de 2016 producto del florecimiento de algas y su asociación con el vertimiento de salmones muertos al mar por parte de la industria del salmón.
En segundo lugar, se hará uso de la encuesta aplicada por el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (RIMISP). Esta encuesta considera variables comúnmente usadas como indicadores de capital social junto con variables socioeconómicas y sociodemográficas. Además, como característica más destacable, esta encuesta posee una estrategia muestral que consideró levantamiento de información en las tres comunas de la provincia de Chiloé consideradas en este estudio. En segundo lugar, se aplicarán entrevistas semiestructuradas a actores calificados como son líderes y participantes activos del movimiento en las tres comunas seleccionadas. Luego de su transcripción se analizarán de acuerdo con tópicos preestablecidos y otros emergentes utilizando un software de análisis cualitativo. Las entrevistas son necesarias para comprender las lógicas de asociatividad y el sentido que atribuyen los actores a su inserción en redes asociativas relacionadas con el movimiento social en Chiloé.
La estrategia de análisis es de carácter cualitativo comparativo. Se trata de poner énfasis en el entendimiento acabado de los casos, estableciendo aquellos factores causales respecto a la variable dependiente en un sentido necesidad y suficiencia (Ragin 2011). Esto permite comparar los casos en termino de presencia o ausencia de dichos factores.