COES
DESTACADOS SLIDER OHL prensa Prensa Prensa-Obs. Huelgas

[PRENSA] Huelgas aumentaron 68% durante 2019 impulsadas, en parte, por el estallido social

Pulso – La Tercera

Un tercio de las huelgas extralegales ocurrieron en los últimos tres meses del año, y octubre y noviembre fueron los meses con mayor número de huelgas con 54 y 60 respectivamente.

“2019 fue un año de recuperación de la actividad huelguista, lo que se expresó en un crecimiento del número de huelgas y trabajadores involucrados en ellas, tanto en el sector privado como en el público. Sin duda, esta recuperación tuvo que ver con el estallido social, pero no se explica exclusivamente por este evento”, es la conclusión del Informe Huelgas Laborales en Chile 2019 realizado por el Observatorio de Huelgas Laborales (OHL) integrado por la Universidad Alberto Hurtado y el Centro de Estudios del Conflicto y la Cohesión Social (COES)

De acuerdo al estudio, el año pasado las huelgas sumaron 426, es decir, un 68% más que en 2018 (254), concentrando un 27% del total en los últimos meses, lo cual se relaciona con el estallido social. Cabe señalar que desde 2000 a la fecha, el peak de huelgas se produjo en 2016 con 459.

“Enfatizamos la doble relación entre el estallido social y las huelgas. El primero tuvo un efecto porque generó un aumento de las huelgas extralegales y eso fue muy visible porque se concentraron en los últimos tres meses. Pero si bien hay un efecto sería incorrecto adjudicar esa alza exclusivamente al estallido, porque hay un proceso de más larga data de aumento de la conflictividad laboral”, explica la directora de este informe, Francisca Gutiérrez.

De hecho, la socióloga sostiene que en el Observatorio creen que desde 2006 se reinició una mayor actividad huelguística, “ciclo de protesta laboral” motivado por una mayor reorganización de la sociedad civil, por un cambio generacional en los puestos laborales, y un aumento de la sindicalización posibilitado por las últimas leyes del período de la exPresidenta Michelle Bachelet.

Si ello implicará un mayor número de manifestaciones en 2020, la experta cree que la pandemia que obliga al distanciamiento social ha llevado la protesta a otros formatos como las redes sociales. Ahora para los siguientes años, advierte que hay dos fuerzas pugnando en sentido contrario.

“Para 2021 y 2022 creo que estamos en un ciclo de alza de protesta, porque las condiciones no han cambiado y, además está presente el proceso que abre el plebiscito. Es probable que se mantenga la tendencia de movilización, aunque hay otro factor que debería impactar que es la crisis económica. En general, hay evidencia que las huelgas son más frecuentes cuando hay prosperidad y crecimiento, pues se arriesga menos, y que en momentos de crisis por razones obvias, porque hay más posibilidades de perder el empleo, las movilizaciones descienden. Hay que esperar”, subraya.

Sector privado

El aumento total de las huelgas se debe principalmente al mayor número de huelgas legales en el sector privado que subieron de 89 en 2018 a 160 en 2019, equivalente a 79,8%. También el sector público colaboró con un alza de 71,6%, al pasar de 95 a 163 paros.

El informe divide las paralizaciones en tres categorías: paros en el sector público, huelgas extralegales y legales en el sector privado. Aquellas que se gatillan por fuera del marco de la negociación colectiva reglada representaron el 62% de las huelgas totales.

Respecto de las huelgas regladas en el sector privado el alza de 2019 se dio principalmente por los procesos en la minería que subieron de 7 a 16, en industria (de 19 a 39) y en el comercio (12 a 24). Respecto de los días perdidos por estos episodios en 2019 fue de 10,2 días, menor a los 11,6 días de 2018. El año pasado hubo 37.754 trabajadores involucrados en huelgas regladas.

También hubo un cambio de tendencia en 2019, pues el 56% de las huelgas en el sector privado ocurrieron por motivos salariales versus en 2014 cuando eran el 82%. Por el contrario, se observó un aumento del porcentaje de huelgas ocasionadas por demandas relativas a la organización del trabajo, del 8,5% en 2014 al 28,5% en 2019.

“Esto significa que hay una demanda más creciente de parte de los trabajadores por participar de manera más clara en las decisiones de la empresa que generalmente adopta la plana gerencial, y no sólo en la forma cómo se reparten los recursos”, explica la académica.

Relacionados

[OPINIÓN] Encuentros y desencuentros de las juventudes chilenas ante el “estallido social”

COES

[OPINIÓN] Privar de libertad: un mecanismo eficiente para que menores de edad vuelvan a delinquir

COES

[NOTA] Escuela de Sociología abre concurso para académico jornada completa

COES
COES